botiquín primeros auxilios
Niños

Botiquín para niños

Cuando se tienen niños, no sé porqué, el botiquín, ese sitio que estaba cogiendo polvo detrás de la puerta del baño, conoce una era de esplendor.

Contrariamente a lo que la gente se piensa, realmente no hace falta tener una barbaridad de cosas en él, pero sí que es cierto que esas pocas cosas elegidas son imprescindibles.

¿Qué no puede faltar en un botiquín para bebés?

Suero fisiológico

A porrones. Yo lo suelo tener en dos formatos. Por un lado compro monodosis para llevar en el bolso maternal (es utilísimo), pero para casa y en vista de las cantidades industriales que hemos llegado a gastar directamente compraba un gotero en la farmacia.

Es tremendamente barato y con una jeringuilla podéis solucionar las necesidades de suero para más de un año. ¿Para qué sirve? Para todo. Para limpiar narices, para limpiar heridas, para limpiar ojos, para un montón de cosas. Hay que tener.

Gasas estériles

Complemento imprescindible para el suero fisiológico. A mí me gusta mucho más que el algodón porque no deja tantos pelillos en las heridas. Pero de todas maneras, también está bien tener algo de algodón.

Tiritas

Jamás hubiese considerado esto como un básico. Pero está claro que no son muy necesarias para los padres pero imprescindibles para los niños. El poder curativo que tienen es bestial. Tienes a la niña gritando porque se ha hecho daño y nombras las tiritas… ¡se le pasa! También está demostrado que las de dibujos curan más. Misterios de la vida moderna…

Mercromina, cristalmina, povidona yodada…

Esto va por modas: una temporada mercromina mejor no, otra temporada mejor el yodo, luego toca cristalmina… así que esto depende de lo que os guste más.

Termómetro

Mis favoritos son los termómetros de toda la vida, aunque también los hay modernos que facilitan la tarea, concretamente este modelo que es el que tengo en casa. Es bastante preciso y sobre todo es muy muy rápido, algo fundamental cuando se trata de tomar la temperatura a un bebé con pocas ganas de estarse quieto mucho rato.

Tijeras para las uñas

A los bebés muy bebés recomiendan no cortarles las uñas sino limárselas. Pero en seguida podréis hacerlo. Es más fácil de lo que parece.

Pinzas para depilar

Son muy útiles por si los niños se clavan alguna cosa y hay que extraerla. Sirven las mismas que tengáis para vosotras.

En realidad poca cosa más necesitáis en el botiquín de vuestros niños o bebés. Pronto lo llenaréis con medicinas (¡benditos paracetamol e ibuprofeno infantiles!) pero eso ya lo dejaremos para los médicos.

También puede gustarte...