mujer embarazada con estetoscopio
El Parto

Parto natural sin epidural

Como ya comentábamos en el post sobre la epidural, el parto duele. Esto es indudable e indiscutible y la mayor parte de las veces eliminar totalmente el dolor es imposible, pero sí existen métodos que pueden aliviarlo. Se puede optar por la anestesia epidural, pero también existen métodos no farmatológicos para control del dolor durante el parto.

Desde hace mucho tiempo, sabemos que no todo el mundo percibe igual el dolor y que el grado de ansiedad y miedo que se presente en el momento del parto también influyen en la percepción de dolor del mismo.


El método más eficaz para aliviar el dolor durante el parto (lo que los médicos llamamos el “gold-standard”, la medida de oro) es la analgesia epidural. No obstante, existen mujeres que quieren retrasar su administración, en las que no es posible administrarla o que no la desean por el motivo que sea. En estas mujeres se han descrito y se utilizan una serie de alternativas no farmacológicas que, si bien son menos eficaces, pueden ayudar con el manejo del dolor del parto.¹

Medicina complementaria para el dolor de parto

Podemos definir la “medicina complementaria” como las prácticas que están fuera del dominio de la medicina convencional en nuestro país y que sirven para la prevención o tratamiento de enfermedades o para la promoción de la salud y el bienestar.

Entre las prácticas complementarias o alternativas que más se han empleado para el alivio del dolor en el parto, están la inmersión en agua, la relajación y el yoga, las pelotas de parto y la hipnosis y la acupuntura. De todas éstas, las más utilizadas en nuestro medio son probablemente la inmersión y el uso de pelotas de parto.

Pelotas de parto

Las pelotas de parto son unas pelotas muy grandes, como las que se utilizan en los gimnasios para Pilates, sobre las que puedes sentarte y moverte. Ayudan antes del parto a movilizar la pelvis y extender los músculos de la espalda. Si bien no existen trabajos científicos que hayan podido demostrar su efectividad para el manejo del dolor, muchas de las mujeres que las han empleado en el parto dicen que les han ayudado en el manejo de las contracciones, les han permitido estar más cómodas y movilizarse mejor y han hecho que tengan menor necesidad de analgesia.

Bañeras de parto

En cuanto al uso de bañeras, se inició en Francia en los años 70. En este caso sí existen estudios científicos que han demostrado que  sirven para aliviar el dolor, si bien no existen datos suficientes que avalen su uso en el expulsivo (en el momento del nacimiento como tal). Es cierto que no en todos los hospitales existen bañeras de parto, pero sí en muchos existe la opción de darte una ducha caliente durante la dilatación, lo que también puede ayudar.

Otros métodos

Otros métodos como la hipnosis (que sí ha demostrado eficacia en el control del dolor)²
o la acupuntura (que parece ser que no es eficaz) apenas se emplean en nuestro país por requerir un personal especialmente entrenado.

Varios grupos se han preguntado si la eficacia de los métodos alternativos para controlar el dolor se debe a los propios métodos o al entorno en el que se aplican. Me explico: por ejemplo, si estás en una bañera de partos es muy probable que la maternidad en la que estés sea poco intervencionista, estés en un entorno relajado y con una matrona contigo que esté resolviendo tus dudas y calmando tu ansiedad. Por eso, también puede ser muy interesante que aprendas técnicas de relajación, vayas sin dudas e intentes estar lo más tranquila que puedas.

Me gustaría insistir en que estas medidas son menos eficaces para el control del dolor que la epidural (en muchos casos el alivio es leve), pero deben ofrecerse siempre que estén disponibles a las mujeres que deseen utilizarlas, ya que no tienen efectos secundarios y ayudan a tener una mejor percepción de la experiencia del parto.

En cualquier caso y como siempre te decimos, este artículo tiene carácter únicamente informativo, lo mejor es que si tienes dudas a cerca del parto sin epidural, hables con tu médico, ya que nadie va a aconsejarte mejor.

Referencias

    1. Pautas alternativas de tratamiento del dolor en el parto de bajo riesgo. Enrique Ramón Arbués, Esther Azón López. Nure Investigación.

    2. Tratamientos complementarios y alternativos para el manejo del dolor durante el trabajo del parto. Smith CA, Collins CT, Cyna AM, Crowther CA .

También puede gustarte...