embarazada en ecografía
El Parto

Cómo saber que estás de parto

Cómo saber que estás de parto, especialmente si es el primer embarazo, te puede suponer cierta ansiedad, voy a intentar darte algunas pistas para que no estés todo el día de paseo al hospital innecesariamente (y para que tu pareja no se agobie cada vez que notes una contracción).

Sí que es importante y quiero remarcar que todo lo que vamos a contar en esta entrada es para los partos a término, es decir, a partir de las 37 semanas. Si estás embarazada de menos semanas y tienes dudas sobre que puedas estar teniendo contracciones  o  crees que se pueda estar iniciando el parto acude inmediatamente a urgencias.
Volviendo a las mamás a término: existen dos signos principales por los que sabrás que tienes que ir al hospital, las contracciones y la sensación de pérdida de líquido.

Las contracciones de parto

Las contracciones de parto son rítmicas (regulares), el tiempo entre una y otra se va acortando progresivamente y no ceden con el reposo. En las contracciones notarás una sensación de tripa dura con un dolor similar al de la regla y  que puede irradiarse hacia la espalda y, progresivamente, además de ir siendo más seguidas,  irán siendo más dolorosas.

Si, desgraciadamente las contracciones de parto duelen: te vas a dar cuenta de que te estás poniendo de parto. Muchas mujeres en su primer embarazo o que han tenido una cesárea y no llegaron a tener contracciones a veces se agobian pensando si no se van a enterar de que está empezando el parto…las contracciones de parto se notan, y mucho (si no nadie se pondría la epidural)

Os recomendamos esperar a que las contracciones sean cada 5-10 minutos para acudir a urgencias (aunque por supuesto si vives lejos del hospital o si has tenido varios partos, especialmente si fueron rápidos es bueno que acudas antes)

Pérdida de líquido

Por otro lado hablábamos de la pérdida de líquido, es lo que se llama coloquialmente romper aguas. Consiste en la rotura de la bolsa amniótica, donde está el bebé rodeado del líquido amniótico, con la consiguiente salida de ese líquido.

La pérdida de líquido puede ser muy abundante o, si tan solo se produce una pequeña fisura en la bolsa, más escasa, por lo que ante la duda de que estés perdiendo líquido aunque no sea en mucha cantidad, debes acudir a urgencias.

Romper aguas siempre es causa para acudir al hospital lo antes posible pero hay algunos signos por los que debes acudir aún más rápido: es muy importante que te fijes en el color del líquido, si es claro (transparente) es un buen signo, si en cambio es oscuro (marronáceo) o sobre todo si va mezclado con abundante sangre debes acudir sin ningún retraso y decírselo al médico al llegar.

Por supuesto si tienes un sangrado llamativo o un dolor intenso también debes acudir a urgencias lo antes posible.

Si no lo tienes claro …

¿Y si no lo tengo claro? Pues recuerda que en el hospital estamos para ayudarte, así que ante la duda ve a urgencias, si no estás de parto te darán el alta y te explicaran como identificar bien los signos de que está empezando (porque supongo que si estás leyendo esto es en previsión de cuando llegue ese momento, espero que no estés resoplando y aguantando las contracciones mientras lees para intentar saber si estás de parto…)

Intenta estar tranquila: recuerda que cuando se inicie el parto habrá un equipo de profesionales a tu disposición para ayudarte en todo y que sabrán a ciencia cierta si estás o no de parto.

También puede gustarte...