embarazada practicando la relajación de su abdomen
Cuidados

Técnica de relajación para embarazadas

Durante el embarazo hay algunos momentos donde el cansancio y las obligaciones nos pueden. Cuando tengamos un momento de agobio, una situación que nos supera, podemos dominarlo utilizando esta sencilla técnica de relajación para embarazadas.

Además de recomendarte el yoga en el embarazo, te proponemos un ejercicio de relajación que te llevará aproximadamente cinco minutos y que logrará que consigamos calmarnos y sentirnos mejor, más cómodas y tranquilas. ¿A que esperas para hacer un parón en tu vida diaria y dedicarte un tiempo a ti misma?.

Ejercicio de relajación para embarazadas

  • Nos colocamos en una posición cómoda, como prefiramos, en una habitación sin ruido y no demasiada luz.
  • Cerramos los ojos y nos concentramos en nuestra respiración, haciéndolo con la nariz. Respiraremos serenamente y con profundidad. Notando como entra el aire, y luego lo dejamos salir pausadamente. A la vez que nos centramos en la respiración tratamos de dejar la mente en blanco y dejar los problemas a un lado.
  • Nos sentiremos solos y tranquilos en la habitación, como si nada pudiera molestarnos o turbarnos. Si los pensamiento vuelven a nuestra cabeza nos concentraremos con más intensidad en la respiración.
  • Inspirando y expirando debemos imaginar como la tensión y la carga se va aligerando con cada respiración. El peso se va deslizando desde la cabeza y los hombros hasta el suelo, bajando por todo el cuerpo.
  • Nos sentiremos más ligeros y libres. Tenemos que sentir el placer de eliminar la tensión. Estamos en nuestro propio mundo sintiendo sólo nuestra respiración.

El ejercicio de relajación deberá durar entre cinco y diez minutos para que logremos encontrar ese momento de paz que deseábamos y deshacernos del agobio que nos ahogaba. Transcurrido ese rato estaremos más tranquilos y aliviados.

Además de esto es muy importante que tratemos de adoptar una actitud positiva. No podemos dejar llevarnos por las tareas y obligaciones, de forma que las veamos como una montaña insuperable.

Hay que aprender a ver las cosas con calma, y hacer las tareas de una en una, en orden, y así seremos capaces de ir avanzando. No debemos agobiarnos por el futuro, tenemos que pensar que todo irá bien y que superaremos las dificultades de la mejor forma.

También puede gustarte...