embarazada comiendo comida saludable
Cuidados

¿Qué alimentación debe tener una embarazada?

Si estás embarazada es normal que te preguntes que alimentación debe tener una embarazada, y es que durante el embarazo debemos extremar precauciones ante el consumo de determinados alimentos que pueden parecernos inocuos, pero que entrañan un gran peligro para el desarrollo del bebé, exponiéndole a importantes riesgos e infecciones.¹

En esta época de verano, la Salmonella es un patógeno presente en numerosas salsas y mayonesas que forman parte de ensaladas, etc.; así como helados caseros…Esta bacteria se encuentra en la clara del huevo, y es especialmente peligrosa durante el embarazo, así que evitad mayonesas caseras y productos no refrigerados. Aquellas que ya vienen pasteurizadas eliminan el peligro de infección.

Los peligros del Toxoplasma

El Toxoplasma es un parásito cuyo huésped definitivo es el gato. Origina una enfermedad asintomática en la madre, pero muy grave para el feto, causando malformaciones a nivel del sistema nervioso, la vista, el oído y el crecimiento; produciendo partos prematuros.

Además de evitar el contacto con los gatos, es indispensable preparar carnes y pescados a una temperatura alta, de modo que queden bien cocinados y no consumirlos crudos o poco hechos, así como abstenerse de ahumados y embutidos. Los vegetales pueden haber sido contaminados, por lo que es imperativo un buen lavado de estos antes de consumirlos crudos durante el verano.

La Listeria

La Listeria es una bacteria muy peligrosa que provoca abortos, partos prematuros y enfermedades y malformaciones graves al bebé. Se encuentra en los lácteos no pasteurizados como quesos frescos y blandos y leche no pasteurizada.

Además de estos alimentos a evitar, es vital recordar que los alimentos deben mantenerse en la nevera, evitando cambios bruscos de temperatura al descongelarlos. Cocinar adecuadamente todas las carnes y pescados, y extremar los cuidados de limpieza con los que vayamos a consumir crudos en ensaladas.

El lavado de manos y las medidas de higiene deben de ser especialmente meticulosos durante este período para evitar riesgos tanto a ti misma como a tu bebé.

Y no olvidéis la importancia de reforzar el consumo de agua, evitando la deshidratación con las altas temperaturas; y absteniéndose de bebidas alcohólicas y cafeína. Los refrescos azucarados y con gas sólo en muy pequeñas cantidades.

Si tienes dudas, consulta siempre con tu ginecólogo.

Referencias

  1. Consideraciones para una adecuada alimentación durante el embarazo.
    Revista peruana de ginecología y obstetricia.

También puede gustarte...