niño sentado en alfombra
Bebés

Prepararar la llegada del bebé

Un nuevo integrante en la familia es una alegría, pero también implica un incremento para el presupuesto del hogar, por ese motivo te vamos a dar unos sencillos tips o consejos para preparar la llegada del bebé.

Y es que los padres primerizos suelen comprar muchas cosas que luego resultan no ser tan necesarias. Es importante consultar con otros papás y mamás sobre cuales son los gastos impostergables. Ellos sabran orientarnos sobre cómo hacer un uso más racional de nuestro presupuesto.

Ante todo, ser creativos

Sin embargo no todo tiene que implicar una compra. Hay muchas cosas que podemos hacer nosotros mismos. Es el momento indicado para poner en práctica toda nuestra creatividad.

Podemos organizar una colecta de materiales para pintar y decorar la habitación del bebé y hacerlo por nuestra cuenta, por ejemplo. Además de ahorrar dinero, nos dará una gran satisfacción personal.

Algunas necesidades importantes se resuelven gracias a préstamos entre padres de artículos que han quedado como nuevos o regalos colectivos de familiares, amigos y colegas.

Si no puedes con algún gasto, hazlo saber entre tus familiares y amigos.
Seguramente estarán encantados de ayudar y les resolverás el dilema de qué regalarle a tu bebé.

Algunos consejos prácticos

  • Entre los principales costos fijos se encuentran los pañales desechables. Aun así no conviene hacer acopio, ya que no sabremos a qué ritmo crecerá el bebé y por ende que talles necesitaremos según los kilos que pese.
  • Lo mejor es ir adquiriendo con tiempo las cosas básicas, como la cuna, el coche y la silla para transportarlo seguro en el auto. Podemos elegir lo que nos guste y contratar un regalo colectivo en una tienda para bebés.
  • Algunas tiendas especializadas organizan los regalos para el recién nacido al estilo de los regalos de bodas. Hay países incluso en los que se celebra un té con amigos y familiares un par de meses antes de la fecha prevista de parto, con la finalidad de intercambiar regalos y experiencias con los futuros padres.
  • Intentemos no hacer demasiado acopio de objetos o ropa que luego el bebé nunca llega a usar. A algunos padres, sobre todo los primerizos, no les agrada la idea de aceptar ropa usada. Esto es muy personal, pero la ropa usada de un bebé a veces tiene uno o dos usos, y nos puede sacar de un apuro.
  • Si le compramos o le obsequian ropa demasiado sofisticada o incómoda, terminaremos usando siempre el mismo conjunto en casa. Lo mejor es tener varios juegos de ropa muy cómoda y que no nos de pena ensuciar, y algunos pocos conjuntos para salir al médico o asistir a reuniones.
  • Cuando está por nacer un bebé nos llenan de biberones y escarpines. Si el bebé se alimenta de su madre con suerte usará un biberón de emergencia y tres pares de escarpines serán más que suficientes. De ahí la importancia de las listas.

Recuerda que en tu familia hay mujeres que han sido madres y que podrán ayudarte a organizar tu presupuesto. De seguro ellas estarán más que dispuestas a compartir sus experiencias contigo y de ser partícipes de la llegada del nuevo integrante.

También puede gustarte...